4241899513330598
top of page

La desconocida historia de Santiago Maratea


Santiago Maratea es, para muchos, solo un influencer. La propuesta que hizo para salvar a Independiente volvió a ponerlo en el centro de la escena mediática y, con eso, el debate entre quienes entienden lo que hace y sus detractores. Lo que pocos (o casi nadie) saben, es su historia: la de por qué hace lo que hace.


Quién es Santiago Maratea y por qué lo echaban de los colegios

El influencer de 30 años saltó a la popularidad tras encabezar colectas solidarias para resolver distintos problemas sociales. Y aunque no suele estar muy cercano al deporte, en 2021 organizó una colecta para que atletas argentinos pudieran viajar al Sudamericano de Guayaquil..


Maratea nació en San Isidro el 25 de junio de 1992. Es el menor de cuatro hermanos y en 2019 sufrió la pérdida de su madre, que se quitó la vida. Comenzó a ser reconocido por los jóvenes a través de Twitter y YouTube en la última década.


Pero su fama se agigantó cuando comenzó a hacer contenido en Instagram, donde tiene 3.5 millones de seguidores. Allí cautivó público de todas las edades e incluso llegó a tener su propio programa radial, llamado Generación perdida.


Viene de una familia de buenos recursos económicos. Su adolescencia, de todos modos, resultó difícil. “Me portaba muy mal”, reconoció en el programa Perros de la Calle, de Urbana Play. Lo llegaron a echar del colegio llamado el Refugio de los Pecadores.


“Contexto: me venía portando muy mal en el colegio y me invitaron a irme. Fue casi una amenaza, Y me fui al Dardo Rocha (ubicado en Martínez)”, detalló. Fue ahí donde compartió grado con la reconocida periodista Sofi Martínez.


“Recuerdo mi primer día. Iba al Dardo Rocha y me puse a llorar en el colectivo porque no podía creer lo feo que era el uniforme”, contó luego.


La historia de Santiago Maratea y el amor por su familia.

Durante esos años Maratea, reconoce, era muy católico. A tal nivel que iba a la iglesia de lunes a viernes. “Para que se den una idea, mi mamá me ponía penitencias de no poder ir a misa”.


El influencer reveló un momento muy difícil de su vida: “Tuve una secuencia con un cura abusador. Eso a mí me hizo generar una desconexión. Me paré y me fui de una situación extremadamente incómoda. Él no me tocó, yo no lo toqué, pero porque me paré y me fui. Yo era un pibito”.


Cómo es la familia de Santiago Maratea y la historia de vida de su papá

La familia de Santiago Maratea se componía por su papá, Rafael, protagonista de una emotiva historia de vida; su mamá, Mariana, y sus hermanos: Tomás, Lucas (mellizos) y Josefina, siendo el influencer el más chico de los cuatro.


Cuando Santiago tenía cinco años a su papá, que en su juventud había sido echado de su casa familiar y en consecuencia debió afrontar la dureza de la vida más cruel, hasta el punto de dormir en la calle, le detectaron cáncer, la enfermedad por la que habían muerto sus propios padres. “Lo primero que sentí fue la sensación de fin, porque cuando a uno le avisan que está invadido por un cáncer siente que la vida se terminó. Aparte, mi padre había muerto por esa causa en el año 85 y mi madre en el 86, cuando tenía 23 años, de manera que no había muchas esperanzas. Todo se vino abajo y me encontré sin saber para dónde ir. En ese momento yo era chico, solo 33 años, gracias a Dios Mariana ya estaba en mi vida, ella se puso la enfermedad al hombro, me bancó e hizo que todo estuviera bien”, dijo el hombre al diario La Nación.


Más adelante en el tiempo moriría en un accidente de tránsito la hermana de Rafael quien a los 50 años volvió a recibir un diagnóstico de cáncer. “Uno no está preparado para luchar dos veces contra el cáncer, pero sucedió. Cuando me dieron la noticia me pregunté ‘¿Otra vez?’, ahí tuve que remover mis demonios, estuve todo un día caminando sin hablar con nadie para intentar serenarme, pero, en mi fuero íntimo, en ese instante creí que era mi momento, que ahora sí no había salida. Por fortuna volví a entender que había un propósito por cumplir y eso me volvió a cargar de energía y me dije a mí mismo que ya había vencido al cáncer una vez, que esta era otra batalla y debía ganarla nuevamente, algo que logré”.


Qué le pasó a Mariana, la mamá de Santiago Maratea

En la misma citada entrevista, Rafael Maratea habló del peor momento de su vida: el suicidio de Mariana Chevallier Boutell (docente y neuro coaching), su esposa y madre de sus hijos, en septiembre de 2019. “Podemos estar preparados para soportar el dolor propio, pero, cuando aparece la pérdida de tu compañera uno queda desorientado, devastado y sin rumbo. La tristeza te aborda, la desesperanza se apropia de tu ser y en determinado momento sentís que no tiene sentido seguir. Se esfuman los sueños, las ilusiones, las esperanzas y, sobre todo, sobreviene la pregunta: ‘¿y ahora qué hago de mi vida?’”.


anécdota de Santiago Maratea a los 13 años, contada por su papá

El chico que nunca cambió.


“Cuando tenía 13 años y como le iba mal en el colegio decidimos que no sería parte de una gira deportiva. ¿Y qué hizo? Le regaló el dinero que había juntado śolo para esa gira a uno de sus compañeros. Ya un poco más crecido, con Mariana decidimos que no podía estar todo el día en su cuarto jugando con el telefonito y le impusimos que de 9 a 17 no podía estar en casa. Caminó por plazas y paseos solo pensando y apareció la primera idea. Pedirle a los kiosqueros que le regalen alfajores que él iba a regalar a desconocidos y subir a YouTube los videos de ese momento nombrando al kiosko.


De ahí pasó a regalar pañuelos, zapatos, dinero a desconocidos (ese dinero salía de su bolsillo... o quizás del nuestro también)


Luego empezó con mil pesos de propina también de su bolsillo y de amigos, luego con Asistencia de su red. Siguió apostando y regaló un Chevrolet Onix a una fundación, parlantes panacom, y otros productos, ayudó a OMAR a financiarse sus estudios de derecho en Buenos Aires, y luego lo que todos sabemos, dos camionetas para la comunidad wichi, más las donaciones y ahora la remató con la casa para las madres de la trata y demás.


No es nuevo, Santi siempre fue así, su corazón es noble, su espíritu puro y su propósito es ayudar a crear un mundo más solidario, más unido, mejor.


Es un orgullo para mí, pero estoy seguro de que el espíritu y la guía de su madre lo están acompañando, como lo hizo siempre porque fue ella quien instaló en Santi el amor por el prójimo. Gracias, @santimaratea”.


El vínculo familiar de Santiago Maratea con el deporte

Rafael Maratea, padre de Santiago, convirtió la dureza de la vida en caudal y luego de perfeccionarse como orador creó su propia empresa: Maratea Training Company y brinda conferencias. Además, ha ejercido como colaborador, entrenador y responsable de equipos de rugby (fue jugador del SIC), hockey, fútbol y golf, y es autor de libros de liderazgo y marketing relacionados al deporte.


Además, sus hermanos jugaron al rugby y su hermana se dedica al hockey al igual que por un tiempo lo hizo Mariana, su mamá, que también a nivel equipos deportivos trabajó con el plantel superior de St. Catherines, en las divisiones formativas de hockey del SIC e individualmente con jugadores de diferentes divisiones de rugby del SIC.

Comentarios


bottom of page