4241899513330598
top of page

Tras maratónica sesión, Diputados aprobó la reforma de la Ley de Alquileres


En una maratónica sesión que comenzó pasadas las 12.30 del martes, la Cámara de Diputados aprobó la nueva Ley de alquileres que reglamentará un mercado inmobiliario que está en crisis en todo el país. La norma fue sancionada al conseguir 128 votos positivos y 114 negativos en una votación que se hizo pasadas las 5 de esta madrugada.


La iniciativa tuvo los votos del Frente de Todos, el Movimiento Popular Neuquino, dos de Identidad Bonaerense, dos socialistas, una de Córdoba Federal, uno de Juntos por Río Negro, dos del Frente de la Concordia y cuatro de la izquierda. La iniciativa fue rechazada por Juntos por el Cambio, los tres libertarios que responden a Javier Milei, uno de Juntos por Río Negro, una de Identidad Bonaerense y uno de Córdoba Federal.


Horas antes, los diputados aprobaron por mayoría el programa Compre Sin IVA, que reglamenta en el marco de una ley la devolución del impuesto en la compra de alimentos de la canasta básica. Se trata de una de las medidas que dispuso el ministro de Economía y candidato a presidente de Unión por la Patria, Sergio Massa.


Las claves de la nueva Ley de alquileres que sancionó Diputados

La Cámara baja aprobó los cambios que habían sido incorporados por el Senado y sancionó la nueva Ley de Alquileres. Uno de los puntos clave es que se mantienen los 3 años de contrato con 6 meses para su actualización.

La norma también aclara que el precio de los contratos debe fijarse en moneda nacional.

De acuerdo a la ley “los ajustes deberán efectuarse utilizando un coeficiente conformado por la menor variación que surja de comparar el promedio del 0,9 de la variación del coeficiente de variación salarial publicado por el INDEC y la variación del Coeficiente de Estabilización de Referencia (CER), publicado por el BCRA”.

En esta misma línea dispone que “toda publicidad, en cualquier medio o plataforma, que incluya precio de locaciones de inmuebles con destino habitacional debe realizarse en moneda nacional”.

Además las “partes podrán deducir del impuesto a las Ganancias la suma equivalente al 10% del monto anual del contrato de locación” y “los ingresos provenientes de locación de hasta dos inmuebles estarán exentos del pago del monotributo”.

Los propietarios no pagarán Bienes Personales sobre los inmuebles que se pongan en alquiler ni impuesto al cheque en las cuentas bancarias destinadas a cobrar esos contratos que estén “debidamente registrados” ante la AFIP.


La Ley de alquileres reeditó los cruces el oficialismo y la oposición. El diputado K, Lucas Godoy, planteó que “es un tema que repercute en la vida de alrededor de ocho millones de personas”: “Este contrato nunca tuvo ni tendrá una relación paritaria de igualdad de partes, la ley debe amparar y equilibrar las condiciones de los contratantes”.


En el cierre del debate la secretaria parlamentaria del bloque oficialista, Paula Penacca, dijo que el problema “no es la ley” sino el contexto económico y dijo que una “de las cosas que mejora es que elimina la posibilidad que el inquilino haga pagos adelantados”.


La vicepresidenta del bloque de diputados UCR, Karina Banfi, manifestó: “Lo que tenemos hoy es un desorden absoluto, en el marco de una crisis económica y habitacional. Este combo es letal”.


Banfi advirtió: “Lo más significativo de la pobreza es no saber dónde caerse muerto. La verdad es que para los que alquilamos es muy sencillo de entender, cuando no hay oferta aumenta el precio y genera una crisis sobre la demanda. No hay crédito hipotecario desde hace diez años. Los inquilinos pasaron del 11 por ciento al 20 por ciento desde 2001. Esto demuestra el Plan Pobreza del kirchnerismo”.


Para la diputada de la UCR la ley “profundizará la crisis habitacional, cambia para no cambiar nada”: “¿Quién va alquilar a tres años con hiperinflación? ¿Quién quiere poner una vivienda en tres años? También aniquilan la demanda, porque la hiperinflación afecta al salario”.

Entradas Recientes

Ver todo

Comments


bottom of page