4241899513330598
top of page

Rodríguez Larreta: “Vamos a devolverle a la clase media el sueño de tener una casa propia”


Horacio Rodríguez Larreta presentó hoy en Belgrano nueve propuestas en materia de vivienda, con tres ejes centrales: recuperar los créditos hipotecarios para que los argentinos puedan acceder a la casa propia, mejorar las condiciones de los inquilinos y conectar a los servicios públicos a dos millones de hogares.


“En una economía como la de hoy, donde no hay un rumbo y donde todo el tiempo nos toman el pelo con parches y medidas que las cambian de un día para el otro, sé que parece difícil soñar y mirar más allá del presente inmediato. No perdamos la esperanza. Merecemos otra cosa. Y lo vamos a lograr. Vamos a ordenar la economía. Vamos a recuperar el crédito hipotecario para todos los argentinos. Vamos a devolverle a la clase media el sueño de una educación pública de calidad, de acceder al trabajo, de tener una casa propia, de vivir en paz y con seguridad, y de progresar”, aseguró el precandidato presidencial.


Desde el inicio de la campaña electoral, Rodríguez Larreta y su compañero de fórmula, Gerardo Morales, presentaron siete paquetes de propuestas para generar trabajo, mejorar la educación, terminar con los privilegios políticos, motorizar el crecimiento del campo, tener una Argentina sin inflación, darle impulso a las energías renovables y provocar una revolución de la seguridad en el país.


El precandidato presidencial sostuvo que “el sueño de la casa propia es una aspiración compartida por todos los argentinos, una herencia de esa cultura inmigrante de asegurar el futuro en ladrillos” y afirmó que “este gran sueño que caracterizó a la Argentina hoy está roto”.


“Por culpa de la inflación, que el kirchnerismo llevó a este dramático 115% anual, no hay crédito hipotecario. Los niveles son los peores en 80 años. Pasamos de dar 200 mil créditos en el gobierno anterior, a dar prácticamente cero hoy. Y la desesperación se hace más grande todavía cuando, al no poder comprar, intentás alquilar algo y te encontrás precios impagables y requisitos incumplibles”, explicó Rodríguez Larreta, acompañado por Julieta y Gonzalo, una pareja que debe mudarse de la casa que alquila pero no puede acceder a un crédito.


“Esto hay que cambiarlo ya. No podemos dejar que se vaya diluyendo el sueño de la casa propia. No podemos dejar que la clase media sienta que esforzarse no sirve”, afirmó.


Para cambiar esa situación, el precandidato presidencial presentó cuatro propuestas. “Primero, vamos a recuperar el crédito hipotecario con créditos que tengan una indexación paralela a tu sueldo, respetando la estabilidad jurídica. Vamos a crear un fondo compensatorio que le de previsibilidad a las familias de cuánto van a tener que pagar cada mes. Cuando la cuota aumente más que el sueldo, este nuevo fondo va a cubrir la diferencia para que cada uno pague en función del aumento del sueldo pero también para que el acreedor cobre lo que corresponde”, detalló.


También anunció medidas para las familias que por sus niveles de ingresos directamente no podrían aplicar a un crédito. “Nuestra segunda propuesta es acompañar a esas familias con un subsidio en la tasa. En lugar de tener un Estado que construye y regala casas, vamos a tener un Estado que acompañe a las familias según sus posibilidades para que puedan comprarse la suya propia”, agregó.


Con ese mismo objetivo, presentó otras dos propuestas: “Vamos a permitir que se pueda pedir una hipoteca para comprar una vivienda ‘en pozo’. Hoy, sólo se puede pedir sobre las viviendas terminadas. Lo vamos a cambiar para que los argentinos puedan comprar con un crédito departamentos en pozo, que siempre son más baratos. Cuarto, vamos a aumentar la oferta de viviendas trabajando con las provincias y municipios para agilizar y simplificar los trámites para la construcción, los permisos y la escrituración”.


Rodríguez Larreta detalló también sus propuestas para que los argentinos que alquilan también lo hagan más rápido, más fácil y más barato. “Propongo votar ya una nueva ley de alquileres que dé más libertad, con contratos de dos años y un sistema de actualización de la cuota de alquiler que priorice el acuerdo entre las partes. La ley actual fracasó, hay que modificarla ya. Vamos a fomentar la construcción de viviendas para alquiler con beneficios impositivos, y facilitar el acceso a los terrenos, con la condición de que se construya en las zonas donde más se necesita. Además, vamos a premiar a los buenos inquilinos. Hoy en Argentina hay 8 millones de trabajadores independientes que como no tienen un recibo de ingreso formal no pueden alquilar ni pedir un crédito. Por eso, a quienes paguen su alquiler en tiempo y forma, vamos a darles una constancia que les sirva para un futuro alquiler o crédito”, explicó.


Por último, el precandidato presidencial presentó dos medidas para que los argentinos accedan a los servicios públicos, en un país donde más de 2 millones y medio de hogares no tienen agua de red, cuatro de cada diez argentinos no tienen cloaca y más de un millón viven en zonas que se inundan o cerca de algún basural.


“Mi octava propuesta es invertir en obras para conectar a dos millones de hogares argentinos a la red de cloacas, agua potable y luz eléctrica. El acceso a los servicios públicos es un derecho, no puede ser un privilegio de unos pocos. Esto lo hicimos en la Ciudad. Noveno, vamos a dar créditos para que más de un millón de las familias más necesitadas puedan mejorar su hogar. Y vamos a mejorar los sistemas de desagües pluviales y a cerrar más de 500 basurales a cielo abierto”, adelantó.


“Todas estas propuestas tienen un mismo objetivo: recuperar el premio al esfuerzo. Nuestros abuelos hicieron grande a este país trabajando, pero hoy esa relación entre esfuerzo y recompensa está quebrada. Los argentinos merecemos saber que, si nos esforzamos, podemos vivir mejor, crecer en nuestro trabajo, ahorrar, irnos de vacaciones, cambiar el coche, alquilar tranquilos o comprarnos nuestra propia casa. Juntos vamos a construir la vida que los argentinos nos merecemos”, concluyó.


Las propuestas, una a una

1) Nuevos créditos que seguirán la evolución del salario, respetando la estabilidad jurídica. Se creará un fondo compensatorio que le de previsibilidad a las familias de cuánto van a tener que pagar cada mes. Cuando la cuota aumente más que el sueldo, este nuevo fondo va a cubrir la diferencia para que el acreedor cobre lo que corresponde.

2) Acompañar con subsidios a las familias que por sus niveles de ingresos directamente no podrían aplicar a un crédito. En lugar de construir y regalar casas, el Estado acompañará a las familias según sus posibilidades para que puedan comprarse la suya propia.

3) Permitir que se pueda pedir una hipoteca para comprar una vivienda “en pozo”. Hoy, solo se puede pedir hipotecas sobre bienes que estén terminados o escriturados.

4) Aumentar la oferta de vivienda trabajando con las provincias y municipios para agilizar y simplificar los trámites para la construcción, permisado y escrituración.

5) Votar una nueva ley de alquileres con contratos de dos años y un sistema de actualizaciones que priorice el acuerdo entre las partes.

6) Fomentar la construcción de viviendas para alquiler con beneficios impositivos, y facilitar el acceso a los terrenos, con la condición de que se construya en las zonas donde más se necesita.

7) Premiar a los buenos inquilinos. Quienes paguen su alquiler en tiempo y forma, recibirán una constancia que les sirva para un futuro alquiler o crédito.

8) Invertir en obras para conectar a dos millones de hogares argentinos a la red de cloacas, agua potable y luz eléctrica. El acceso a los servicios públicos no puede ser un privilegio de unos pocos.

9) Dar créditos para que más de un millón de familias vulnerables puedan mejorar su hogar. Mejorar los sistemas de desagües pluviales y cerrar más de 500 basurales a cielo abierto.

Entradas Recientes

Ver todo

Comments


bottom of page