4241899513330598
top of page

Pullaro ganó las PASO en Santa Fe y Rodríguez Larreta sumó una nueva victoria


Con la contundente victoria de este domingo de Maximiliano Pullaro en la PASO de Santa Fe, Horacio Rodríguez Larreta festejó el tercer triunfo consecutivo en la interna con Patricia Bullrich. El precandidato presidencial de Juntos por el Cambio enfrenta ahora el desafío de repetir el resultado en las elecciones nacionales de agosto.


“¡Otra provincia que se suma a la ola del cambio!”, escribió Rodríguez Larreta en su cuenta de la red social Twitter, apenas comenzaron a conocerse los primeros resultados que daban una ventaja de más del doble de votos para Pullaro por sobre Carolina Losada, la precandidata de Bullrich que durante su campaña sumó también el respaldo del expresidente Mauricio Macri.


Más tarde, el alcalde porteño fue más directo en el mensaje a la interna y agregó: “Hoy la gente eligió el camino de la experiencia y de la gestión. Sin gritos, con determinación y decisión política y con un equipo sólido y preparado, Maxi se hizo cargo y mejoró la seguridad de la provincia. Por eso sé que es el mejor gobernador para Santa Fe. Este es el tipo de liderazgo que necesitamos si queremos cambiar la Argentina en serio y para siempre”.


Rodríguez Larreta en su haber contó como propias las victorias de Claudio Poggi, en San Luis, y de Marcelo Orrego, en San Juan, pero también capitalizó el triunfo de Martín Llaryora en Córdoba por su cercanía con el schiarettismo. Las cuatro provincias son clave para las elecciones de agosto, por peso en el padrón electoral, pero también porque conforman el corazón productivo del país. Con Gerardo Morales como compañero de fórmula, pudo también sumar a Jujuy.


Para Juntos por el Cambio, el resultado en Santa Fe es motivo de entusiasmo. Fue la fuerza política más votada, con una diferencia superior a los 40 puntos con el peronismo. Si el resultado se ratifica en las elecciones generales de septiembre y si logra repetir el batacazo de la PASO de Chaco, podría pasar de gobernar cuatro provincias a hacerlo en ocho. A Mendoza, Corrientes y Jujuy, ya sumó San Luis y San Juan y da por descontada la victoria en la Ciudad de Buenos Aires.


El larretismo nacionaliza los resultados provinciales

Pese a que la interna de Juntos por el Cambio es feroz en la mayoría de los distritos, en las provincias que ya realizaron elecciones tanto Rodríguez Larreta como Bullrich felicitaron a los ganadores y les garantizaron su respaldo. Sin embargo, en algunas las diferencias parecen difíciles de reparar.


En Santa Fe, Losada deslizó que Pullaro era el candidato del narcotráfico y ahora deberá sumarse a su campaña, aunque días antes de la PASO había adelantado que no lo haría porque mantiene con él diferencias “éticas y morales”.


JxC necesita sanar las diferencias para la campaña que viene, pero no se perfila como posible hasta que la interna de agosto defina quién será el candidato presidencial. Tanto Bullrich como Larreta jugaron a fondo en las provincias y, por el momento, la pulseada la viene ganando el alcalde porteño.


Ahora, en el larretismo buscan nacionalizar las victorias provinciales para consolidar a su precandidato como el preferido en las elecciones nacionales. Esperan repetir los buenos resultados que obtuvieron sus candidatos de Santa Fe, San Luis, San Juan y Chaco; sumar parte de los votos de Llaryora en Córdoba y de Gustavo Valdés en Corrientes; contar con los de Morales en Jujuy, y con los de Martín Lousteau en CABA. Un Lousteau que también suma poder dentro de JxC, con los triunfos de Eco.


El peronismo cerca de perder otra provincia clave

Mientras Juntos por el Cambio celebra victorias, el peronismo sigue sumando derrotas. Perdió San Luis, San Juan y los resultados de las PASO en Chaco y Santa Fe -que se perfilan difícil de remontar en las generales de septiembre- lo dejaron al borde de tener que ceder el poder en otras dos provincias clave.


El escenario no solo complica al oficialismo y podría terminar modificando radicalmente el mapa político de la Argentina, sino que compromete fundamentalmente las intenciones de Sergio Massa de llegar el sillón de Rivadavia.


Además, en el peronismo creen que el resultado es un mensaje para el gobernador de Santa Fe, Omar Perotti, que intentó tomar distancia del Gobierno nacional, no jugó fuerte con el resto de los mandatarios provinciales que conforman la liga de gobernadores y mantuvo fuertes cruces con el ministro de Seguridad, Aníbal Fernández, por el envío de gendarmes para combatir la creciente inseguridad.


Para todas las fuerzas políticas, hasta el 13 de agosto, el contrincante a ganar es interno y a partir del 14 empezará una nueva campaña.

Entradas Recientes

Ver todo

Comments


bottom of page