4241899513330598
top of page

Problemas: Alberto Fernández busca impulsar a un gabinete que no se reúne hace más de 2 meses


La interna en el Gobierno y el hecho de que Juan Manzur estuviera con su atención puesta en la campaña en Tucumán arrojó una triste estadística: desde hace más de dos meses no se produce una reunión de gabinete para coordinar y articular políticas de gobierno conjunta entre los ministerios.


De hecho, la última fue el 30 de noviembre de 2022 y desde entonces el gabinete no se volvió a reunir nunca más. Por eso, tras la salida de Manzur, Alberto Fernández busca ordenar el gabinete para que en un año electoral la gestión pueda mostrar la mayor cantidad de resultados posible. Todo con el objetivo de seguir poniendo en valor su trabajo al frente de la Casa Rosada y sostener sus actividades en clave electoral con recorridos por el interior.


“Con la interna otra vez al rojo vivo y las especulaciones por las elecciones que se aproximan, el gabinete perdió un poco el eje de trabajo conjunto, hay que recuperarlo para mostrar lo que se hizo”, indicó un hombre cercano al Presidente.


Tras la salida de Manzur, Alberto Fernández busca ordenar un gabinete que hace más de 2 meses que no se reúne

Por estas horas los rumores indican que el reemplazante de Juan Manzur será Agustín Rossi, actualmente en la Agencia Federal de Inteligencia (AFI) y exministro de Defensa. En diálogo con TN, cerca del funcionario pidieron no adelantarse y esperar a que se concreten los rumores. En la Casa Rosada repiten que Rossi es el que más chances tiene de ser el ministro coordinar de Alberto Fernández.


En 2022 hubo tan solo ocho reuniones de gabinete, que se llevaron adelante entre el 4 de mayo y el 30 de noviembre del año pasado. De esta forma no se cumplió con el objetivo inicial que había planteado Manzur de realizarlas cada dos semanas. En el último tiempo el tucumano se orientó definitivamente hacia su provincia, en donde será candidato a vicegobernador en una fórmula junto a Osvaldo Jaldo. Hay quienes no descartan que luego se lance a la presidencial y busque competir en las PASO.


En el entorno de Manzur le dijeron a TN que pese a que no se realizaban las reuniones de gabinete, el funcionario estaba en contacto con todos los ministros.


Cerca de Alberto Fernández reconocen que el Presidente recuesta su sueño electoral en los resultados que se obtuvieron en los ministerios de Obras Públicas (Gabriel Katopodis) y Desarrollo Territorial (Santiago Maggiotti), este último con la entrega de viviendas como bandera. De hecho, el jefe de Estado sostiene su agenda en clave electoral con inauguraciones de obras en el interior y el conurbano.


Según pudo saber este medio, este fin de semana podría darse un encuentro clave entre Alberto Fernández y Rossi en el que se termine de acordar su mudanza a la jefatura de Gabinete. El Presidente quiere un funcionario moderado, que no esté inmiscuido en la interna que atraviesa a la Casa Rosada.


La designación del reemplazante de Manzur se dará en la previa del primer encuentro de la mesa política del Frente de Todos en el que se decidirá la estrategia electoral del espacio de cara a las elecciones. La Cámpora -con Máximo Kirchner a la cabeza- quiere discutir el rumbo de la política, pero en el albertismo se niegan. Sumaron voces como gobernadores, intendentes, movimientos sociales y sindicatos para diluir los cuestionamientos del ala K más dura.


Esta mesa tendrá el desafío de no terminar como otras que el Gobierno anunció con bombos y platillos y finalmente quedaron en la nada. Un ejemplo de esto es la mesa contra el hambre, que solo se reunió cinco veces desde su conformación en diciembre de 2019 y nunca quedó claro cuáles fueron las acciones concretas que se llevaron adelante desde ese ámbito.


Si bien en el Consejo Federal Argentina contra el Hambre se conformaron comisiones que luego generaron informes sobre seguridad alimentaria, la producción y distribución de alimentos, no se desarrollaron políticas activas y sostenidas en el tiempo. De hecho, la mesa, formalmente, no existe más.


Por caso, otro ejemplo de una mesa que finalmente no prosperó es la denominada “mesa de acuerdo contra la inflación”, que se creó tan solo días después de que Alberto Fernández anunciara “una guerra” contra la suba de precios. Solo hubo un encuentro: el que protagonizaron los entonces ministros de Economía Martín Guzmán y el extitular de Producción Matías Kulfas junto con la CGT y la UIA. Todo quedó en la nada.

Entradas Recientes

Ver todo

Σχόλια


bottom of page