4241899513330598
top of page

Las familias que no manden a sus hijos a la escuela perderán el plan social


El Ministerio de Educación porteño informó las nuevas condiciones que deberá cumplir un estudiante a partir de ahora para ser considerado “alumno regular”: deberán asistir en cada bimestre un mínimo del 85% de los días de clase y no podrán tener más de 25 inasistencias injustificadas a lo largo del año.


Esta disposición podría afectar a las familias beneficiarias del programa social Ciudadanía Porteña, que reciben un monto adicional por cada menor en el hogar que esté escolarizado para poder cobrarlo.


Para verificar la asistencia efectiva de los chicos a la escuela, el Ministerio de Desarrollo Humano y Hábitat de la Ciudad será el encargado de realizar el cruce de datos con las nuevas bases de presentismo del Ministerio de Educación.


Si el Ministerio de Desarrollo encuentra casos que presenten irregularidades, se comunicarán con la familia para entender la situación e intentar que el menor retome sus estudios. De manera paralela, la cartera educativa se pondrá en contacto con la escuela para trabajar en nuevas oportunidades dentro del aula.


En el caso de que a los tres meses, con un nuevo cruce de nóminas, la situación no se haya regularizado, se dará de baja el componente adicional. Sin embargo, estará siempre la posibilidad de que el estudiante regularice su situación escolar y esto habilite a la familia a recuperar aquel monto.


Según lo que plantea la cartera a cargo de Soledad Acuña, el objetivo de la medida tiene que ver con la construcción de “una política social cada vez más eficiente que acompañe en la cobertura alimenticia de los niños y que, a la vez, sea un impulso verdadero para su escolarización”.


Quienes pierdan la condición de alumno regular podrán recuperarla luego de haber asistido a un mínimo del 85% de días efectivos de clases en el siguiente bimestre y una vez que hayan podido abordar los contenidos dictados en su ausencia.


El estudiante que pierda la condición de regular a lo largo del bimestre deberá continuar asistiendo a clases, es decir que deja de existir la condición de estudiante libre por inasistencia y el alumno conserva siempre su matriculación.


En los casos donde se presuma la vulneración del derecho a la educación de un estudiante debido a inasistencias injustificadas, llegadas tarde o retiros anticipados, y habiendo perdido comunicación con el adulto responsable, la escuela dará intervención al Consejo de Derechos de Niñas, Niños y Adolescentes.

Entradas Recientes

Ver todo

Comments


bottom of page