4241899513330598
top of page

Desborde en el funeral de Huguito Flores


A tres días del trágico accidente que le costó la vida a Hugito Flores y a su mujer, Carina Soledad Enríquez, y tras el cual su hija Catalina, de apenas 2 años y 11 meses de edad, continúa luchando por su vida, los restos del máximo exponente de la guaracha del país fueron llevados este domingo al cementero Aires del Pinar, en La Banda, Santiago del Estero, para su despedida final. Sin embargo, la decisión de que los fanáticos y la prensa permanecieran fuera del predio, donde había una valla policial, terminó con un desborde y algunos incidentes.


Alrededor de las 17 hs., miles de seguidores del músico vencieron a la custodia montada en el ingreso el lugar y corrieron hasta la capilla donde se encontraban los restos del cantante, que había recibido un responso a cajón cerrado, con la intención de tocar el féretro y así darle el último adiós a su ídolo. “Te queremos Huguito”, era el grito de los fanáticos que cruzaron la puerta de ingreso por la fuerza sin que los cuatro efectivos apostados en el lugar pudieran hacer nada al respecto, según mostraron las cámaras de Buena semana, en TN.


El cuerpo sin vida del cantante había llegado a su tierra natal a las 13:40 hs. en una ambulancia custodiada por un móvil policial, después de haber sido velado en el Centro Recreativo de La Banda desde la noche del jueves hasta las 16 hs. del viernes y luego trasladado hasta Ituzaingó, en la provincia de Buenos Aires, donde continuó su multitudinaria despedida. Y se suponía que, la ceremonia que iba a tener lugar hoy por la tarde en el cementerio, iba a ser más íntima.


Según informó el periodista José Iniesta, esta situación que se salió de las manos tuvo que ver con una interna de la familia. “Algunos parientes querían que la prensa se quede del lado de afuera junto a la gente, del otro lado de la ruta provincial 11, que cruza la ruta 34 que es donde se produce el accidente por el que pierde la vida Huguito. Pero otros les habían prometido a los fanáticos que iban a poder tocar el cajón”, indicó el cronista. Y aclaró que, a pesar de los incidentes que no llegaron a mayores, el cantante ya había sido inhumado y descansaba junto a los restos de su esposa, mientras su hija seguía peleando por sobrevivir en el Hospital de Niños.


Cabe recordar que, en la noche del miércoles en la que ocurrió el accidente, el intérprete viajaba en un Volkswagen Suran junto a su esposa, con quien se había casado en una ceremonia privada el 15 de septiembre, su hija y su cuñado, Rubén Horacio Enríquez, quien también perdió la vida tras el choque, con destino a la ciudad de Buenos Aires donde iba a brindar una serie de shows con motivo del día de la Primavera.


En las últimas horas, dieron a conocer el parte médico actualizado de la hija de Huguito, quien permanece internada en el Centro Provincial de Salud Infantil (CEPSI) en Santiago Del Estero. El informe del 23 de septiembre, indica que Catalina Isabella Flores cursa su internación, se encuentra clínicamente estable, en coma farmacológico y con asistencia respiratoria mecánica. “La paciente presenta signos de hipertensión endocraneal por lo que se mantienen medidas de tratamiento como TEC grave, requiere inotrópicos y continúa con monitoreo multiparamétrico incluyendo control de presión intracraneal”, señala.


Y concluye: “Continúa en coma farmacológico y con asistencia respiratoria mecánica, manteniendo con las medidas terapéuticas, sus signos vitales dentro de parámetros aceptables de acuerdo a su patología. Se controla evolución”.

Opmerkingen


bottom of page